Diario Itinerante de un Navío Compartido


Un diario itinerante que retorna

Escrito el 10 de marzo de 2018.


Así es. Este espacio ha cumplido 10 años el pasado 8 de febrero.  El mismo, a excepción de sus primeros tres o cuatro años, nunca tuvo una constancia que le permita crecer y madurar como debería haber sido. Esto tuvo muchas causas y tiene una historia muy larga ya que fue el diario itinerante de un viaje que nunca me hizo bien del todo. Esto hizo que el blog fuera y viniera como bien lo describía el nombre, como un navío perdido. 

Han pasado 10 años y 5 cambios de plataforma en el host del audio (hosting, grooveshark, box, drive y finalmente hosting/wordpress) las cuales han sido un laburo bárbaro. Hoy me estoy dando el permiso de reconsiderar abrirlo de nuevo, escribir en él con la frecuencia de antaño. Pensé en abrir otro espacio, pero eso era negar este, y sus 182 artículos al momento, y la verdad que  a pesar de que este blog representó siempre un canal que reflejaba todo un proceso bastante enfermizo de mi vida, hoy puedo sanearlo empezando a hacer lo que este blog quiso ser desde el comienzo, un canal donde se escuche y se hable de música y alguna otra cosilla que pueda pintar.

La limpieza

Esta última mudanza a mi espacio web desde el blogger a wordpress me tomó varios meses de trabajo, desde el año pasado que vengo trabajando para que el blog vuelva a ser visible de una manera feliz.

Este trabajo me llevó a la disyuntiva de mostrar o no mostrar parte del contenido, que a veces incluía  expresiones rabiosas de mis percepciones de un mundo que buscaba y no encontraba entre 2008-2012, viviendo en Holanda. Esta disyuntiva era si borrar o no borrar algunos artículos, ya que de alguna manera  hay cierta ley no escrita del blogger de no borrar nunca nada, como manera de hacerse cargo de lo que uno escribe, lo que pasa es que a veces no eran textos que me llevaran a mi ni a ustedes a ningún lugar feliz. Así que en fin, efectué una limpieza interesante empezando por todo lo que había en inglés y demás textos pidiendo auxilio.

La música

Siempre la protagonista, trataré de compartir tracks y videos que me encuentro por ahí que me gusta escuchar y ver. En una de esas me animo y entrevisto gente y este espacio empezaría a mutar hacia lo periodístico (perdón periodistas).

Y para no perder la costumbre va “Piedras del agua”, junto a Facundo Guevara y Diego Wainer de mi último disco del mismo nombre.

Hasta la vista!!!