Diario Itinerante de un Navío Compartido


Salir a la llanura. De Borges hacia los menesteres del corazón.

Escrito el 9 de julio de 2009.


Los que conocen a Jorge Luis Borges reconocerían donde fuera esto: "...Dahlmann empuña con firmeza el cuchillo, que acaso no sabrá manejar, y sale a la llanura.".

La cuestión es si se aplicaría esto en las cosas del amor, abrir el corazón (talón de Aquiles del mas aguerrido gladiador) al sacrificio, al desamor, por el solo hecho de aceptarse un ser entregado, por el solo hecho de querer morir amando. Y? hagan sus apuestas muchachos, salimos a la llanura?, yo este año ya perdí, y cuando ya me hacía inerte, el destino me juega la broma de hacerme ver que la llanura sigue ahí, que es posible la reivindicación del amor, que pertenezco a cierta raza noble que cree que en él esta la respuesta a todas las preguntas… Yo aquí estoy…, mirando hacia afuera, a la llanura, …y al Amor.., mientras se afila los dientes.