Diario Itinerante de un Navío Compartido


Nada

Escrito el 9 de enero de 2010.


Los colores de la aurora no dejaron que te vayas....

Nada

Los colores de la aurora no dejaron que te vayas
te conservan implacable.
Como si todo hubiera significado algo,
Como si algo fuera mas que nada.

Los rasgos de mi mirada buscan el abajo,
preguntándose si esta ausencia de norte,
del norte y en el norte es un prefacio,
un nudo o el desenlace.

Los colores de la nieve secaron las lagunas,
ignoraron el envero del corazón escrupuloso
y sus desafíos, riendo esquizofrénicos,
congelados, errantes, pobres, muy pobres.

Los colores de la aurora no quieren que vuelvas,
con tu incapaz aroma de mil especias,
tu confusa identidad borrada por la historia,
los colores quieren seguir siendo colores.

Y el bombo de mi corazón sabe que ritmo tocar,
de donde viene y a donde va,
triste al ver la nada de tus ojos, la nada de tu cara,
tu nada gris que nada significa.