Diario Itinerante de un Navío Compartido


Juntaba Luz, Pablo Dumit – Topo Encinar en Tucumán

Escrito el 8 de octubre de 2008.


Juntaba luz

tocaba el cielo en la ventana
mi madre despejaba el mediodía,
mi viejo era todo el horizonte
la noche de las narices frías…
entonces hubo un circo a veinte cuadras
y el mundo conversando en la cocina,
mi novia era la Melody de Parker
la infancia un rayón en las rodillas…
la muerte era la fiesta en los velorios
la carcel un plantón en la piecita
la trampa era esconderse en el pasaje
y dios era pelusa todavía…
un golpe grave y destemplado
interrumpió la magia de los juegos,
al menos la niñez por esos años
juntaba luz… corriendo por los techos.
la noche se llevaba a los vecinos
las madres comenzaban su estampida
y otra muerte seca y vigilante
miraba de reojo en las esquinas.
y terminó la infancia como un eco
y se durmió el reloj de mi pasado
después vino la vida con un beso
y soy un niño gris o colorado
que vuelve con la cruz de la tristeza
o vive entre las luces de un teatro…