Diario Itinerante de un Navío Compartido


Inevitables condenas, cumpleaños y vueltas a pago

Escrito el 25 de febrero de 2012.


Hoy ví la foto equivocada y me acordé que a veces siento que la única manera de cerrar algunas heridas sería volver el tiempo hacia atrás y rehacer algo que alguna vez hicimos diferente.

Muchos dirán que siempre hay una salida a través del diálogo, pero no se porque creo que no es mi caso, y desde que volver el tiempo es imposible concluyo que estamos hablando de la inevitable condena de tener que dejar algunas heridas abiertas las cuales nos acompañarán quien sabe por cuanto tiempo.
Hace poco el blog cumplió 4 años, y junto este cumpleaños se acerca otro, el número 10 desde que estoy en Europa, eso sí, cual intrépido superhéroe no permitiré que eso pase y volveré a vivir a la Argentina el 2 de abril de este 2012 tratando de que sea con la menor cantidad de inevitables condenas posibles.
Tratando de revivir este blog les dejo una canción de mi disco Sures, les mando un abrazo y creo que este largo periodo muerto que ha tenido el blog últimamente concluirá con mi vuelta al pago, y nos veremos mas seguido.
Un gran abrazo y mi versión de Remolinos, del Nolo Tejón.

Marcos