Diario Itinerante de un Navío Compartido


Heaven

Escrito el 8 de agosto de 2010.


Hoy estaba reencontrándome con una guitarra que hace tiempo no tocaba,...

…le cambié las cuerdas, y la toqué un poquito como pidiéndole que me perdone por el abandono desde el 2008, ya que me va acompañar por un tiempo mientras la “colorada” (su prima) es reparada en Suiza. Y bueno, mientras hacía esto lo escuchaba a Jimmy Scott también.
Nacido en Cleveland en 1925 en una familia de diez hermanos, Jimmy cantó por primera vez en la iglesia. Su madre murió en un accidente de tráfico cuando él tenía 13 años, lo que hizo que fuese educado por padres adoptivos. Jimmy sufre de una extraña enfermedad hereditaria llamada síndrome de Kallmann que le impidió experimentar la pubertad, lo que le supuso detener su crecimiento cuando su altura aún no llegaba a los cinco pies y que su voz no haya cambiado respecto de la de su niñez. Habrá grabado unos 23 discos (mas o menos) y todavía hace de las suyas.
Les dejo esta canción que la escuche por primera vez en la película “My sister’s keeper”, mismo lugar donde encontré la de Jeff Buckley, a disfrutar.


 

Heaven

Ev’ryone is trying to get to the bar
The name of the bar called Heaven
Now the band in Heaven
Play my favorite song
They play it once again
They play it all night long
Heaven is a place
Where nothing ever happens
Heaven is a place
Where nothing ever happens
There’s a party, everyone is there
Everyone will leave at exactly the same time
It’s hard to imagine that nothing at all
could be so exciting, could be so much fun
Heaven is a place
Where nothing ever happens
Heaven is a place
Where nothing ever happens
When this kiss is over it will start again
It will not be any different,
It will be exactly the same
It’s hard to imagine that nothing at all
could be so exciting, could be so much fun
Heaven is a place
Where nothing ever happens
Heaven is a place
Where nothing ever happens