Diario Itinerante de un Navío Compartido


Escalofrío de verano, una historia que comienza.

Escrito el 8 de julio de 2010.


Eso es lo que le pasa a este blog, de repente un escalofrío de input lo hace saltar inexplicablemente, por otro lado he estado felizmente ocupado últimamente por lo cual había dejado de escribir, lo que hoy se quiebra mientras escucho a Adrián Abonizio aparte porque mi prima Nati no podía escuchar lo que compartía […]

Eso es lo que le pasa a este blog, de repente un escalofrío de input lo hace saltar inexplicablemente, por otro lado he estado felizmente ocupado últimamente por lo cual había dejado de escribir, lo que hoy se quiebra mientras escucho a Adrián Abonizio aparte porque mi prima Nati no podía escuchar lo que compartía con el spotify. Todo empezó con la venida de mi ahora compadre Facundo de Bs. As. a principios de abril para incorporarse a la grabación del primer álbum formado casi íntegramente por mis composiciones. Esto nos llevó a ir juntos a otro proyecto por el que fuimos juntos a Portugal, Casa de Boxa. Allí, en Bairrada, a unos 200 km. de Lisboa comenzó a perfilarse lo que después nos agarrara de frente mas que de perfil. Un disco divino con canciones hermosas y un equipo humano inolvidable, Magda, Patricia, Marina, Ward, Carlitos, Facundo, Gato, Mateo, Robert, João Paulo, 2 semanas de trabajo y una semana de paseo mendocino en Lisboa.

A la vuelta empezaron los ensayos para el disco con Daniël en el bajo, el Facu en la percu y Jasper y Randall en algún ensayo de músicos invitados, esto culminó con la grabación de tres días en el Geuzenveld Studio a la mano de Ward en la consola y también con un concierto en el Evenaar Theater del Wereldmuseum, el cual nos hizo muy feliz ya que esto culminaba todo lo que acababa de ocurrir en el estudio, ya era junio.
Facundo volvió a Buenos Aires y todo empezó a volver a un ritmo mas habitual y el veranito hizo el approach. Siempre el veranito este que me hace dudar….
Tocando en exámenes, cositas, saldré en otra peli muy pronto, LOFT, un remake de una peli belga que tuvo bastante éxito el año pasado. también toqué un concierto de quinteto, música de Astor P. En fin, el otro día estábamos en el set de la película, y mientras rodeado de cientos de divas posando para la escena y la pomposidad de cierto tipo de cinematografía trataba de defenderme acordándome de una melodía de Simon & Garefunkel que me elevara a otro lado, y con un poco de ayuda de Mark el pianista amigo me acordé de otra canción, así que ahí estaba yo, evadiéndome de la realidad con “Bridge over troubled waters”, algo curioso me pasó hoy de hecho en este concierto con este quinteto en el World Trade Center en Amsterdam, era en un hall donde mucha gente que trabajaba en el WTC pasaba, gente de negocios de toda clase. Y ocurría eso…. se paraban ahí adelante, en pelea cara a cara con las melodías mas profundas de Piazzolla, mirando con una cara de desconcierto, como preguntándose que les estaba pasando, que era eso que se movía adentro, como descubriendo algo.., y nada.., un minuto después ya estaban caminando a sus oficinas, y yo pensaba entre mi que nosotros podríamos porque no ser quizás la única oportunidad en un largo tiempo de darse cuenta de que equivocados están los pobres, y bueno …hoy terminé en casa escuchando a Juan Carlos Baglietto cantando “Las cosas que uno quiere”.
Así es…, el día de hoy me agarra feliz con el disco recién grabado, con expectativa con lo que vaya a pasar con esto en el futuro cercano, con ganas de presentarlo en Buenos Aires en cuanto pueda, y tomándome vacaciones ya que para los que no lo saben destruí mi guitarra de concierto tirándola al piso hace ya un tiempo por lo cual tengo que llevarla a Suiza para que me la arreglen y poder grabar lo poco que falta del disco (a no preocuparse, la aseguradora cubre todo).fueron las noticias de hoy jueves a la noche aquí solito en casa escuchando música y escribiéndoles. Un Abrazo, les dejaría una muestrita del disco pero creo que tiempo al tiempo, cuando el disco esté lo escucharán, en su lugar les dejo los temitas que les contaba mas arriba que formaron parte de mis últimos días, un detalle, escuchen un poco antes de la mitad (cuando entra el quinteto después del solo del piano) y el final del tema de Piazzolla, tremendo.